Artículo publicado en AnRed

Nuevamente toma estado público la posibilidad de que la Selección Argentina de fútbol juegue un amistoso con el seleccionado de Israel, en medio de un escándalo mundial ante la ocupación en Palestina y el reciente asesinado de Shireen Abu Akleh. Las repercusiones ya comenzaron, y un club palestino ya se pronunció al respecto. Compartimos la carta completa en castellano y en inglés, donde además enumera diversos episodios de ataques contra el fútbol en Palestina, incluido el asesinato de futbolistas. Por ANRed.


Carta del Club Deportivo Al Khader de Palestina a la selección argentina de futbol

Estimado Claudio Tapia, jugadores, directivos y personal de la Selección Argentina,

18 de mayo, Belén, Palestina ocupada

Les escribimos del Club Deportivo Al Khader, cerca de Belén, en el territorio palestino ocupado, como colegas jugadores de fútbol. Entendemos que están planeando un partido de fútbol “amistoso” con la selección nacional de Israel el 6 de junio. Le pedimos que no se juegue este partido.

Escribimos esta carta porque todavía estamos sufriendo la pérdida de nuestro compañero de equipo, Mohammad Ghneim, de 19 años.

Mohammad recibió un disparo en la espalda de soldados israelíes cerca de la casa de su familia, no lejos de donde el famoso muro del apartheid de Israel atraviesa nuestra tierra, robando granjas, recursos hídricos y separando las ciudades palestinas entre sí.

Antes de que pudiéramos siquiera comenzar a recuperarnos del asesinato de Mohammad, la semana pasada los soldados israelíes mataron a tiros a otro joven futbolista palestino prometedor, Thaer Yazouri, de 18 años, en la ciudad palestina de al-Bireh, cerca del asentamiento ilegal israelí de Psagot. Ese mismo día, los soldados israelíes también dispararon y mataron a la renombrada periodista palestina Shireen Abu Akleh mientras informaba sobre una incursión militar israelí en Jenin, en la Cisjordania ocupada.

Antes de eso, estábamos de duelo por Saeed Odeh, de 16 años, un jugador del Balata FC asesinado a tiros por soldados israelíes el año pasado, su sueño de jugar para la selección nacional palestina se vio truncado.

Antes de eso, demasiados otros.

Amnistía Internacional, en sus numerosos informes sobre los ataques mortales de Israel contra los palestinos, ha dicho que Israel muestra “un desprecio impactante” por la vida de los palestinos.

El informe más reciente de Amnistía Internacional, que declara a Israel culpable del crimen de lesa humanidad del apartheid, describe los asesinatos de palestinos por parte de Israel como “sistemáticos, ilegales y arbitrarios”. Detalla cómo el régimen del apartheid de Israel ha tratado sistemáticamente a los palestinos en todas partes como un “grupo racial inferior”, negándonos los derechos humanos básicos.

Cada uno de estos actos criminales del régimen del apartheid de Israel ha dejado a nuestro equipo devastado, pero también determinado.

Mohammad, al igual que Thaer, Saeed y muchos otros, ya no están con nosotros en la cancha, pero honramos su espíritu al continuar esforzándonos por lograr nuestros objetivos como equipo y como palestinos que luchan por la libertad, la justicia y la igualdad.

No podemos permanecer en silencio mientras una selección tan importante como Argentina hace planes para venir aquí a jugar un partido “amistoso” que será utilizado por Israel para lavar su régimen de apartheid. Estos partidos de exhibición ayudan a garantizar la impunidad que permite a Israel seguir incluyendo el asesinato y la mutilación de jóvenes futbolistas palestinos entre sus muchos delitos.

No hay nada “amigable” allí.

Los instamos a que cancelen este partido y, en cambio, se una al número sin precedentes de jugadores, equipos y atletas profesionales que defienden los derechos de los palestinos y se niegan a lavar el apartheid israelí.

Les pedimos que mantengan el número 14 en su mente. Era el número de la camiseta de nuestro compañero Mohammad. Ya no puede jugar, pero al cancelar este partido, pueden ayudar a responsabilizar a Israel y evitar que continúe matando las vidas y los sueños de los jóvenes jugadores palestinos.

Le pedidos que honren a Mohammad, Thaer y Saeed, como a tantos otros. Por favor, cancelen su juego, ya que no hay nada “amistoso” en jugar con el apartheid


Versión en inglés

Dear Claudio Tapia, Argentina National Team players, management and staff,

We write to you as fellow football players from the Al Khader Sports Club, near Bethlehem, in the occupied Palestinian territory. We understand you are planning a “friendly” football match with the Israeli national team on June 6. We urge you not to play this match.

We write this letter as we are still reeling in pain from the loss of our teammate, 19-year-old Mohammad Ghneim, [position/player].

Mohammad was shot in the back by Israeli soldiers near his family’s home, not far from where Israel’s notorious apartheid wall cuts through our land, stealing farms and water resources and separating Palestinian towns from each other.

Before we could even begin to recover from Mohammad’s murder, just last week Israeli soldiers shot and killed yet another promising young Palestinian footballer, 18-year-old Thaer Yazouri, in the Palestinian town of al-Bireh, near the illegal Israeli settlement of Psagot. That same day, Israeli soldiers alsoshot and killed renowned Palestinian journalist Shireen Abu Akleh as she was reporting on an Israeli military raid in Jenin in the occupied Palestinian West Bank.

Before that we were grieving for 16-year-old Saeed Odeh, a player for Balata FC gunned down by Israeli soldiers last year, his dream of playing for the Palestinian national team cut short.

Before that, far too many others.

Amnesty International, in its many reports on Israel’s deadly attacks on Palestinians, has said that Israel displays “a shocking disregard” for Palestinian lives.

Amnesty International’s most recent report, which finds Israel guilty of the crime against humanity of apartheid, describes Israel’s killings of Palestinians as “systematic, unlawful and arbitrary.” It details how Israel’s apartheid regime has systematically treated Palestinians everywhere as an “inferior racial group,” denying us basic human rights.

Each one of these criminal acts by Israel’s apartheid regime has left our team devastated, but also determined.

Mohammad, just as Thaer, Saeed and many others, is no longer with us on the pitch, but we honor his spirit by continuing to strive to achieve our goals as a team and as Palestinians struggling for freedom, justice and equality.

We cannot stay silent while a team as celebrated as Argentina makes plans to come here to play a “friendly” match that will be used by Israel to sportswash its apartheid regime. These exhibition matches help ensure the impunity that allows Israel to continue to include the murder and maiming of young Palestinian footballers among its many crimes.

There’s nothing “friendly” about it.

We urge you to cancel this match and instead join the unprecedented numbers of professional players, teams and athletes standing up for Palestinian rights and refusing to sportswash Israeli apartheid.

Fuente: Nodal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.