0 0
Read Time:4 Minute, 32 Second

Como ya es costumbre para las grandes patronales, en las fábricas no existen protocolos que impidan los contagios en los lugares de trabajo. Estas empresas que no frenaron la producción ni un minuto durante la cuarentena, además precarizan a sus trabajadores, rebajan sus sueldos y recortan sus conquistas laborales.


Así como ya reproducimos la denuncia de la Comisión Interna de Acindar (aquí), esta vez compartimos un comunicado emitido por la agrupación El Mandril, una organización sindical antiburocrática, de Tenaris Siderca, en Campana. En éste exponen la situación dentro de la planta, tanto en lo referido al aumento de los contagios y la ausencia de protocolos efectivos, como en las condiciones laborales y salariales, cada vez más perjudiciales para los obreros y obreras y beneficiosas para la patronal.

Los trabajadores somos esenciales, la producción no

Debemos intervenir con un plan de acciones propio ante los contagios y la precarización laboral.

Mientras la pandemia por Covid parece no tener fin, las vacunas llegan en cuentagotas y los contagios se dan masivamente con pérdidas fatales lamentables, la empresa avanza en su plan de flexibilización con quita o rebaja de conquistas con el novísimo ejemplo del centro 1300 que precariza a obreros/as y les rebaja el salario, las suspensiones habitualizadas y la perpetuación de los contratos basura.

Ninguna de las acciones que socaban las condiciones laborales ha tenido respuesta por parte de la dirección del sindicato,  que actúa como bombero ante conflictos sectoriales, sofocando planes de lucha y conflictos que se levantan en defensa de esas condiciones.

Se impone la intervención de los trabajadores/as, con un plan de lucha en defensa de la salud, la vida y las condiciones de trabajo y la mejora del poder adquisitivo, luchando por un inicial igual a la canasta familiar.

  • No más muertes obreras por Covid en las fábricas.
  • Vacunación para cada trabajador/a.
  • Protocolos obreros.

La última «fase 1» con restricciones muy parciales por 9 días, no afectó en nada la continuidad de la producción en Siderca. Y en ninguna otra industria. Como en fases anteriores, estas restricciones apuntaron a las reuniones sociales y familiares. Pero el transporte público que lleva a muchos trabajadores/as de ida y vuelta a su casa, no tiene limitaciones. Las fábricas continúan como si nada, a pesar de que son el principal foco de contagio aunque lo nieguen las patronales y el gobierno.

La masividad de contagios y el peligro a la salud obrera que esto conlleva, llevó al paro a los compañeros del Ajuste 1, en reclamo de hisopados ante un caso positivo, el aislamiento preventivo y la revisión del Protocolo Siderca que, está demostrado, no sirve porque no apunta a la prevención ni a cortar los contagios.

Tenaris se juega a producir a costa de la salud de trabajadoras/es, especulando con el alcance de los contagios en el tiempo.

  • No más muertes obreras por Covid, el protocolo debe rediscutirse con los trabajadores y ser controlado por los obreros/as.
  • Somos considerados esenciales, no obstante la mayoría no ingresamos en los grupos prioritarios de vacunación. Sin pretender ninguna prioridad sobre trabajadores/as de la salud, debemos elevar el reclamo para que se nos provea de vacunas, ante esta esencialidad forzosa a la que nos han empujado patronales y gobiernos.
  • Restitución adicional, transporte y actualización paritaria del Premio Producción que lo contiene por acuerdos previos.
  • Varios planteos que preocupan al trabajador de Siderca pasan por recuperar conquistas o beneficios que teníamos y fueron cayendo en acuerdos que fueron cerrados sin consultas a la base trabajadora.
  • El transporte es uno de esos beneficios y está contenido en el Premio Producción de 2007, premio que después de estar años congelado, se actualizó este año aumentando su monto en aproximadamente $100.
  • Relacionados con la pandemia, los DNU presidenciales establecen la obligatoriedad del transporte seguro provisto por la empresa; como tantas otras obligaciones, Siderca no la cumple.
  • Cierre de ejercicio: la empresa pone excusas para discontinuarlo pero no muestra sus números. Techint fue de las pocas empresas con ganancias en pandemia durante 2020. Siderca no dejó de producir a pesar de las escuadras reducidas, la cantidad de contagios y se le mantuvieron las actas de suspensiones sin que presente preventivo de crisis, para seguir precarizando trabajadores y rebajando salario con porcentajes acordes a sus pretensiones. El derecho adquirido del premio semestral debe defenderse, los trabajadores debemos intervenir.
  • Bono por esencialidad/pandemia. Nuestra esencialidad ha sido sostenida para garantizar exportación, o sea ventas y ganancias para la empresa e ingreso de dólares por retenciones al gobierno; amerita el reclamo de Bono por trabajo en Pandemia, ante la exposición que atravesamos y por el sostenimiento de la producción.
  • Campaña por protocolo obrero en Siderca, bajo control de los trabajadores/as proponiendo cambios nodales en los puntos que ya hemos cuestionado como insuficientes para evitar o controlar contagios en el protocolo de la empresa, cuyo diseño y aplicación tienen como objetivo garantizar el proceso productivo, esta campaña va de la mano con la exigencia de la inclusión de los metalúrgicos en la lista para vacunaciones esenciales
  • Revisión Paritarias/Salario igual a canasta familiar. Para la revisión paritaria, reclamar actualización del salario de acuerdo al valor de la canasta familiar. La discusión paritaria referenciada con IMGR, es un mecanismo de achatamiento de las categorías y el salario en general. Los acuerdos por debajo siempre de la inflación han convertido la paritaria en un mecanismo de rebaja salarial.

*El Mandril de Siderca*

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *