En Andalgalá hace algunas horas fue liberada Karina Orquera, vecina, trabajadora y madre, detenida por manifestarse contra la represión y contra el proyecto mega minero MARA, que amenaza (como lo hizo La Lumbrera durante años en la zona) no solo provocar catástrofes ecológicas sino dejar sin agua a las poblaciones establecidas ahí desde decenas de décadas.  


Por Luis Cuello

A pesar de los días, los tiros de Itacas parecen seguir oyéndose en Andangalá y en los cerros donde fueron reprimidos. Como dicen los vecinos de Choya en una carta abierta que difundiaron luego de la represión (y que publicamos completa al final de esta nota): “este 3 de mayo quedará en la memoria de todos los niños, jóvenes mujeres y hombres violentados por un Estado entregador y autoritario”.

Desarrollamos esto en nuestra nota  Mentiras y represión. Las dos caras de la moneda megaminera, donde nos sumábamos al repudio de centenares de organizaciones.

Consonante con la política del gobierno de los Fernández (que más allá de sus peleas terminan de fondo desarrollando estos mismos proyectos extractivistas), los Diputados del bloque gobernante salieron a ratificar esa política y a justificar la represión, nuevamente con mentiras y estigmatizaciones. Esta es la declaración:

DIPUTADOS DEL FdT CATAMARCA

Al mismo tiempo, el estado nacional presentaba una Mesa sobre Minería Abierta a la Comunidad, hipócrita llamado al dialogo, en una mesa manejada por los funcionarios del gobierno, los investigadores pagos por ellos y las mineras, que se parece más a la manzana envenenada por la cual la Bruja “acostó” a Blancanieves.  De eso saben pueblos que han defendido y defienden sus territorios como el de Mendoza, Famatina o Chubut. Ellos ya plebiscitaron, y dijeron NO a la megamineria.

Ellos saben (y los andalgalenses también) que la única manera de sostener la defensa del ambiente es la calle, la participación, el debate y la movilización. Y es por eso que desde el gobierno y las mineras mienten sobre las ventajas del  extractivismo, al mismo tiempo que silencian las voces que se oponen. En este marco participan científicos, profesionales, ingenieros, sindicalistas, políticos para impulsar el extractivismo y después, como diría Mafalda, utilizar el palito de abollar ideologías: obviamente la policía y los tiros.

En defensa de estas políticas, nos no nos sorprende que los diputados apelen a viejas fórmulas de los gobiernos capitalistas, presentando la represión llevada adelante por sus fuerzas represivas como “hechos de violencia” (de los vecinos y vecinas) y no la brutal intervención de policías con escudos y armados contra vecinos que estaban en carpas, en medio de los cerros y después en las calles de Andangala. Tampoco es casual que se arroguen el derecho de imponer una licencia social que no existe a la megamineria. Y quizás lo que es más indignante es la estigmatización (tan común entre la gente de “derecha”)  de los defensores de sus derechos: “la minería encuentra  una resistencia violenta por parte de un grupo minoritario que menoscaba el trabajo de miles y miles de catamarqueños”.

Estas declaraciones no difieren mucho de lo dicho por parte de algunos milicos, por Menem, de la Rúa y todo gobernante en la Argentina (y podríamos decir en el mundo). Pareciera que, como mínimo, se trata de hacer pasar el tema como “dos demonios” para obviamente ocultar el verdadero.

Por último, los vecinos de Choya dicen: “Si vivimos en un pueblo democrático ¿por qué debemos soportar ser perseguidos? ¿Por pensar diferente? Esos que aplauden estos hechos son los mismos hipócritas que se golpean el pecho en cada 24 de marzo”.

Nos preguntamos hasta dónde llegará el silencio de muchos que se golpean el pecho el 24 de marzo, de los que tienen en sus perfiles de redes sociales a Madres (bien podrían aprender de Norita dicho sea de paso), de quienes reivindican a los desaparecidos y repudian correctamente las represiones Larreta o Morales. ¿Qué dicen los que diariamente hablan de la derecha…? Les preguntamos, ¿la represión en Catamarca qué es?, ¿la de Chubut?.

 A los que se exasperan por el desarrollo de personajes nefastos como Milei: ¿no le preocupa el desarrollo de bandas fascistas de los sindicatos como Aoma (el sindicato de mineros) de Catamarca para apretar manifestantes? Claro ejemplo de la tercerización de la represión como ha ocurrido en muchos conflictos desde hace años.

Deberíamos reflexionar que, más allá de valoraciones, la historia muestra que esas actitudes solo sirven para asegurar el desarrollo de la posiciones más reaccionarias.

Por último, queremos aquí reproducir la emotiva carta de los auto convocados de Choya. Si bien extensa, nos parece una declaración son solo importante sino silenciada, después de todo es la voz de los sin voz.  

EL AGUA VALE MÁS QUE TODO

CARTA DE LOS VECINOS DE CHOYA AUTOCONVOCADOS:

Los vecinos auto convocados del Distrito Choya necesitamos que una vez más se nos escuche y reflexione por medio de la presente.

Si auto convocados, por una causa que nos preocupa y nos tiene en vela desde el momento que tomamos conocimiento y descubrimos las acciones que la empresa MARA está realizando en nuestro río. Somos una comunidad que ha sido postergada siempre por todos los gobiernos provinciales y locales que se han sucedido, pero que nunca desapareció por la fortaleza, trabajo y dignidad de su gente.

En la actualidad nos sentimos en alerta ante tanto atropello por parte de la empresa MARA y por nuestro gobierno provincial, porque también es nuestro gobernador el señor Raúl Jalil, no solo de los que están a favor del proyecto MARA, aunque ni siquiera se ha dignado a venir y tomar conocimiento de lo que sucede. Aquel que decide sobre nuestro futuro imponiendo una actividad que dice ser productiva pero con el sacrificio de nuestro pueblo. Lo que no sabemos es ¿para quién es productiva? ¿Cómo podemos confiar y sentirnos seguros de entregarle nuestro patrimonio natural si ni siquiera conoce lo que defiende? Como ciudadanos de esta hermosa provincia, y habitantes del Distrito Choya, exigimos a nuestro gobernador que respete la autodeterminación de nuestro pueblo. Hoy tiene mucho que explicarnos, que no envíe nuevamente a sus cómplices inoperantes a responder por él. Mejor dicho a ser títeres porque tampoco pueden responder, ya que argumentan que no conocen las actividades que lleva a cabo la empresa MARA, pero que aún así la defienden; como es el caso de nuestro senador por Andalgalá el señor Horacio Gutiérrez o el Ministro de seguridad Gustavo Aguirre, quienes llegaron a nuestro Distrito el día sábado 9 de abril, con mentiras de diálogo pacífico y promesas incumplidas. En ese momento nos enteramos los vecinos reunidos en Agua Clara, que la empresa MARA está realizando actividades de exploración avanzada en las nacientes de nuestro río, pero más detalle que eso no supieron dar. Ahora bien, nos enteramos de estas actividades porque unos vecinos del Distrito, que conocen mejor que nadie estos cerros, un día en busca de sus animales se dieron con esto. Sí con las maquinas gigantes abriendo caminos y destruyendo todo a su paso para llegar al río. Nunca nadie nos informó, sobre éste avance de la empresa en nuestra fuente de agua, nunca, es más el día que llegaron los enviados del gobernador también llegó Carolina Cabrera la representante de control ambiental de MARA, quien nos informó, que la consulta popular sobre la intervención de las nacientes del río se realizó en el distrito Minas Capillitas, a 44 km aprox. de nuestro distrito. Qué paradoja, lo que no supo decir es cuándo se realizó la misma. Nosotros nos preguntamos. ¿Por qué la consulta popular que debía realizarse en Choya se llevó a cabo en Capillitas? ¿Será que la empresa MARA aún no sabe que somos dos distritos diferentes? ¿Cuál es el motivo por el que no se realizó en Choya? ¿Por qué nos evadieron? Sí, nos han evadido y nos han ninguneado, somos nosotros los habitantes del Distrito Choya los que seremos perjudicados con la escombrera que se pretende instalar en nuestro río. Y si, sabemos lo que es una escombrera, y sabemos lo que nos espera si eso se concreta. En este sentido repudiamos enérgicamente cada uno de los atropellos que nuestro Gobierno provincial, en complicidad con la empresa MARA y todos sus seguidores han realizado y pretenden realizar con nuestro río y con todos los vecinos que no estamos a favor de que esto se lleve a cabo.Así también, queremos decirle al secretario general de AOMA Gustavo Molina, que nosotros no somos ningunos mediocres, violentos e ignorantes ¿Cuándo lo violentamos a él? Respondemos ante el avasallamiento de nuestros derechos. Y además él, es el menos indicado de hablar de violencia, cuando han sido ellos, los que han realizado comentarios discriminatorios cada vez que se expresaron sobre este tema, eso también es violencia, imponer una actividad cueste lo que cueste también es violencia. Y este señor, no es dador de licencia social. Bajo ningún punto de vista le vamos a permitir que se considere con el derecho de entregar nuestra tierra, el lugar en el que vivimos y del cual formamos parte, él no puede ser dador de licencia social de un lugar en el que no vive y que ni siquiera conoce. Y le decimos no le tenemos miedo. Repudiamos todas las amenazas y advertencias que nos hicieron, somos dueños de defender el lugar en el que vivimos, también tenemos derecho a manifestar nuestra disconformidad, y a pedir explicaciones.

Hoy más que nunca sabemos que todos los cómplices entregadores de lo que no es suyo vienen por nosotros, nos condenan pretendiendo una escombrera en nuestro río, ¿Cuál es el progreso de eso? Es muy fácil entregar lo que no les pertenece. Es tan cierto el dicho popular que dice “Nadie quiere lo que no conoce”. Y hoy sabemos que sí, es más fácil entregar y sacrificar al otro en nombre del trabajo y del progreso a conveniencia de unos cuantos. ¿por qué no entregan sus propios bienes?, ¿por qué no abren las puertas de sus casas, sus fincas y las ponen a consideración de otros? Permitan que todo lo que poseen sea distribuido. Seguramente, con solo escuchar estas propuestas, se les achicaran los bolsillos.

En estos últimos días solo agravios y descalificativos nos han dicho de esos que dicen ser tan profesionales, “Choyanos patas sucias”, si con los pies sucios por laborar la tierra, ¿o qué creían? que las fincas que florecen en primavera y dan cosecha en la crudeza del invierno y la calidez del verano ¿lo hacen por arte de magia?. Estas tierras valen cada gota de sudor de nuestro cuerpo, valen cada pie lleno de tierra y el dolor intenso de las manos callosas que la trabajan, valen cada amanecer y cada ocaso dedicado. Nos han dicho “ignorantes” y ¿saben qué? seremos ignorantes por no ser geólogos o ingenieros, pero no hace falta tanto estudio para darnos cuenta que estamos siendo atropellados y que lo que pretenden con nuestro río es dañino para nosotros.

Consideramos que la ignorancia no está dada por haber estudiado una carrera universitaria, muchos de nosotros no hemos tenido la posibilidad de terminar la escuela, y eso no nos avergüenza, pero conocemos mejor que nadie cada centímetro de tierra que nos fue heredada por nuestros ancestros. Es más, nuestro querido distrito es año a año uno de los mayores productores del tan ansiado membrillo. Vendido y exportados a varios lugares del mundo, y por lo tanto beneficia a las familias lugareñas, y contribuye con la economía local. Ahí se fructifica nuestro esfuerzo. También nos dijeron vagos, y nosotros les decimos que no solo el que trabaja en el proyecto MARA es un laburante, los somos todos aquellos que buscamos el pan para llevar a nuestros hijos. En Choya los que cultivan la tierra, los que crían y cuidan a sus animales, los que aprendieron un oficio para ganarse el sustento, los que tienen alguna profesión, son igualmente dignos de llamarse trabajadores. Y además nos enorgullece decir que nuestro Choya haya parido esos jóvenes profesionales que hoy, muchos de ellos están dispersos por alguna parte del mundo ganándose la vida dignamente. Tuvieron que dejar su terruño justamente por la poca inversión en trabajo genuino, porque siempre fuimos un pueblo postergado, al que solo se acercaron a mentir en tiempos de elecciones. Aún después de Alumbrera aquel tan prometedor emprendimiento minero.

No todos quieren ser empleados de MARA, no todos, incluso muchos de nosotros hemos dejado la vida siendo obreros mineros y sabemos que es una actividad riesgosa en todos los sentidos. Entre tantos dichos falaces, está lo de “Choyanos egoístas”, ¿egoístas? Ahora Somos nosotros los egoístas por no entregar el río del cual depende la vida de nuestro pueblo, somos egoístas, pero los condenados al sacrificio seremos nosotros, somos egoístas porque no queremos que se instale la escombrera en las nacientes de nuestro río. Somos egoístas porque no queremos ser el basurero de una mina. Sí ahora nos pueden calificar también con dos palabras muy acordes: “Choyanos egoístas” porque no dejaremos que toquen el río.

Repudiamos el accionar de todos nuestros representantes a nivel provincial y local que hacen la mirada para otro lado, es más fácil lavarse las manos como Pilatos y pretender no involucrarse cuando están siendo cómplices de cada maniobra en contra de nosotros que somos también parte del pueblo que dicen representar. Así también a los representantes de los Pueblos Originarios de Andalgalá, no los hemos escuchado, leído, ni visto acercarse ni una sola vez a mostrar su interés por lo que está sucediendo con nuestro territorio, es más mientras nosotros pedíamos la presencia del gobernador, fueron ustedes los que se fueron a su encuentro para dilatar aún más la llegada de este señor. Ya no les creemos nada. Por el contrario preferimos reivindicar a nuestros ancestros originarios trabajando y defendiendo la tierra que nos heredaron. Repudiamos el avasallamiento a nuestros Derechos humanos. La emboscada que les hicieron a los vecinos que acampaban en el cerro, mientras la policía de Andalgalá obstaculizaba y no dejaba pasar a nadie por la cuesta de Capillitas, nuestros vecinos fueron abandonados, esa sí fue una emboscada, para que los empleados de la empresa MARA, en complicidad con la policía los amedrentaran y enfrentaran, hay pruebas de eso. Luego la policía habla de emboscada cuando fueron ellos los que atacaron, fueron ellos los que tenían las armas, pero ahora son víctimas. Denunciamos la violencia institucional ejercida este pasado y doloroso 3 de Mayo, que quedará como el día en que nuestro suelo fue manchado con nuestra propia sangre, injustamente reprimidos por manifestarnos en contra de una actividad que solo pretende lastimar nuestro río y nuestra tierra.

NO OLVIDAMOS Y NO PERDONAMOS este 3 de mayo quedará en la memoria de todos los niños, jóvenes mujeres y hombres violentados por un Estado entregador y autoritario.

Exigimos la inmediata liberación de nuestra vecina Karina Orquera, una madre fuerte y luchadora que pelea por el futuro de sus hijos. ¿A dónde están los Derechos Humanos? ¿y la Democracia? ¿y la libre expresión?. Así también le aclaramos al Jefe de la policía quien estuvo a cargo del operativo de represión, las personas que violentaron fueron de nuestro pueblo, somos los vecinos que habitamos el Distrito Choyalos reprimidos, basta de decir mentiras, basta de engaños, basta de ser cómplices y pretender justificar lo injustificable. Los que habitamos este pueblo, vecinos nacidos en esta tierra, somos los que sufrimos la violencia que usted llevó a cabo. ¿Cómo justifica que todos los vecinos heridos viven en nuestro pueblo? Y como dijo nuestra vecina: “Tenemos un escudo más fuerte que el de ustedes, luchar por nuestros hijos”.

Exigimos a las organizaciones que se pronuncian defensoras de los Derechos Humanos en nuestra provincia y a las autoridades locales que tomen cartas en el asunto. Lo sucedido con nuestro pueblo no debe quedar impune.

Y a los hipócritas entregadores les decimos que No les tenemos miedo aunque nos asechen, y amenacen. ¿Qué es lo que esconden? Si vivimos en un pueblo democrático ¿por qué debemos soportar ser perseguidos? ¿por pensar diferente?. Esos que aplauden estos hechos son los mismos hipócritas que se golpean el pecho en cada 24 de marzo.

No nos engañan más, NO HUBO Y NO HABRÁ más dialogo, un asfalto no compra nuestra voluntad, oh casualidad; justo el día que inicia nuestra protesta y repudio a lo que pretenden con nuestro río se anuncia la obra del asfalto.

Señor Gobernador persona no grata, señor Senador Horacio Gutiérrez persona no grata, Señoras Concejales Analia Zamorano y Laura Atencio personas no gratas, Fiscal Martin Camps persona no grata y el Cobarde del Policía de Andalgalá Enzo Maza persona no grata. Estas personas No son bienvenidas en nuestro pueblo. NO PODRÁN CAMINAR NUNCA MÁS NUESTRAS CALLES IMPUNEMENTE, tienen sus manos y su conciencia manchadas con nuestra sangre. Son personas no gratas en nuestro pueblo.

Recuerden: nos repugnan sus nombres mucho más su presencia.

NO TIENEN Y NO TENDRAN LICENCIA SOCIAL PARA INSTALAR LA ESCOMBRERA EN EL RÍO CHOYA. NO PERMITIREMOS QUE NOS INVADAN EL RÍO. NO SEREMOS ZONA DE SACRIFICIO EN NOMBRE DE ESE TRABAJO SUPUESTAMENTE DIGNO Y EL PROGRESO MANCHADOS CON NUESTRA SANGRE. Hoy más que nunca estamos dispuestos a dejar nuestra vida en esta lucha, somos tierra, somos agua, somos dignidad. Somos Choyanos y a mucha honra. Por último agradecemos a todas las personas, organizaciones e instituciones que han mostrado su apoyo y empatía hacia nuestro pueblo; nos sentimos fortalecidos con tantas muestras de afecto. Gracias por acompañar nuestra lucha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.