El jueves pasado, en la provincia de Chubut, la justicia condenó al docente Santiago Goodman por su participación en una masiva movilización de docentes y estatales en septiembre de 2019. Después del veredicto, solo resta que se informe el monto de la pena, pero por los delitos por los que se lo juzga, podría caberle una prisión de entre 3 y 10 años.


A Santiago Goodman, docente de Rawson, Chubut, se lo acusa de los incendios producidos en la explanada de la Legislatura provincial en ocasión de una movilización de docentes y estatales cuando el gobierno de Arcioni adeudaba dos meses de sus sueldos y el aguinaldo. Esta movilización cobró fuerza y fue sumando bronca cuando, al volver a su localidad después de participar en la jornada de lucha, dos docentes murieron en un accidente automovilístico.

En un juicio cargado de supuestos y especulaciones, fueron absueltas Mariana Castro y Marcela Ancaleo por no encontrarse ninguna prueba en su contra más que el haber estado en el lugar, como otras miles de personas; mientras que a Goodman se lo condena por haber sido filmado arrojando dos cubiertas a un fuego que ya estaba iniciado.

Este accionar judicial se da en el mismo momento en que las causas contra los policías que reprimieron brutalmente las movilizaciones de diciembre de 2021 contra la megaminería están paralizadas, mientras que los y las manifestantes que salieron a las calles están siendo imputados y llamados a comparecer ante la justicia, en una clara maniobra aleccionadora por parte de los poderes que, en Chubut como en el resto del país, utilizan la persecución judicial como una herramienta más contra el pueblo organizado por la defensa de sus derechos.

Compartimos parte de la Crónica del juicio, llevada a cabo por Noelia Silva, miembro de la Comisión contra la impunidad y por la justicia.

El texto pertenece a la Crónica Nº7, en la que se refleja el testimonio de Santiago Goodman. Para leer el desarrollo completo del juicio, podés buscar las anteriores en estos enlaces:

Juicio a referentes sindicales por Incendio, Estragos y Daños en Casa de Gobierno y Legislatura en 2019

Crónica N°7: TESTIMONIO SANTIAGO GOODMAN

Hoy se reanudó la 7ma audiencia de juicio a referentes sindicales, la primera persona en declarar fue Santiago Goodman, vamos a dedicar esta crónica específicamente para relatar este testimonio que nos parece imprescindible hacer público.

Si bien hubieron varios testigos más en el día, que aportaron al debate con varios datos esclarecedores y reforzaron las declaraciones tanto de Mariana Castro como el de Santiago Goodman, esta crónica tiene la finalidad de contar la verdad de lo que sucede en este debate, y pretendemos hacerlo de forma clara y precisa, sin que se extienda de más, pero informando lo que los medios omiten o incluso tergiversan.

En la crónica de mañana se podrán leer las demás declaraciones.

SANTIAGO:

“Referirme al 17 de septiembre de 2019 me remite a diferentes circunstancias que se venían sucediendo, soy maestro, y maestro bibliotecario, hasta diciembre de 2021 fui secretario general de la ATECH. He sido parte de la ATECH por muchos años.

En aquellos momentos de 2019, y yendo un par de años más atrás, dado los destratos del gobierno y los conflictos económicos, conformamos la MUS (Mesa de Unidad Sindical). Llevamos innumerables tareas de reclamo 2018/2019, eso creo que no es desconocido por nadie, es por ello que llegamos a ese 17 de septiembre de 2019, a aquel plenario de delegados de toda la provincia, durante la mañana, porque ese mismo día, teníamos una movilización de la MUS al mediodía, ¿qué buscábamos verdaderamente como representantes de las y los trabajadores de la Educación en aquel plenario y como habíamos llegado? … Acciones, ya que la semana anterior el gobierno había anunciado para el 11 de septiembre un adelanto de 30 mil pesos de nuestros salarios, que llevábamos más de sesenta días sin cobrar, y así también nuestro aguinaldo. El propio 11 de septiembre, el gobierno dio marcha atrás, y decidió no pagarnos, entonces con la MUS decidimos instalarnos en la casa de gobierno, en la puerta dos, montando una casa precaria, nos quedamos hasta el 13, en virtud de diferentes actividades que teníamos y estábamos complicados para poder sostenerlo durante el fin de semana»… «habíamos tenido diferentes aprietes esa semana de gente que venía a ese acampe, en movilizaciones, acciones individuales, y diferentes situaciones, ése fin de semana había tenido particularmente esa característica, sabíamos que éramos increpados en diferentes momentos, pero particularmente ésa semana había sido más complejo»… «el día 13 en el domicilio donde vivían mis hijos con su madre, ya que yo ya me había separado, y vivía en Rawson, mis hijos sufrieron pintadas de gente que fue, decían ser padres y madres autoconvocados, pero luego los fuimos reconociendo de otras acciones, cuando nos venían a buscar a la ruta y a diferentes movilizaciones, y supimos que eran punteros de diferentes movimientos sociales que respondían a algunos políticos, nos apretaron en la ruta 7, 25, 3 y en contramarchas. Los conocíamos, sabíamos que eran de esa gente… me llevé a mis hijos menores a Bs. As., no se podían quedar en Rawson, estaban muy asustados… viajé el 13 y regresé el 16… El 17 teníamos el plenario y era nuestra responsabilidad organizar y disponer, ya que era en Rawson, debíamos garantizar comida, desayuno, etc… Temprano el 17 levanté varias cosas para trasladar a la escuela 729, cables, sonido, etc… a las 8 de la mañana había muchísima gente, aunque faltaban llegar varias delegaciones. Pero había gente desconocida, y querían ingresar, fueron violentos y finalmente se los dejó ingresar para evitar males mayores y que no se mediatice el conflicto con ésa gente»… «ya teníamos previsto un paro por tiempo indeterminado por la falta de respuestas del gobierno y diversidad de dificultades tal como todos los estatales» … «Teníamos prevista la movilización, sabíamos que en Legislatura se haría la interpelación al Ministro de Gobierno Massoni, y en horas del mediodía nos fuimos del plenario a la movilización, dando cuarto intermedio al mismo, hubo mucho descontento de parte de los y las trabajadoras, sobre todo de un grupo de compañeros de Comodoro, que estaban cansados de ‘dar la vuelta al perro’ decían, pero fuimos igual y una parte quedo en el gimnasio de la escuela 729. La movilización fue multitudinaria, de todos los estamentos del estado, organizaciones sociales, centros de estudiantes, jubilados, etc… el recorrido de la marcha pasaba por Legislatura por esa interpelación, pero terminábamos en Casa de Gobierno. En camino a legislatura nos avisan de que había una contramarcha, habían 200 personas en apoyo a Massoni, así que decidimos bajar directamente en Educación hacia casa de Gobierno»… «la interpelación a Massoni no se realizó, esto enojó mucho a le gente y más aún al conocer que se había presentado un proyecto para que se aumentara el sueldo el Gobernador 100% y los Ministros 75%»… «Volvimos al plenario y ahí luego de largo debate, surgió de ahí hacer dos acciones, la primera era un acampe en Legislatura, y el bloqueo a ALUAR. Algo que no acordábamos por estar agotados ya que habíamos tenido 180 días de acampe en la carpa de la Unidad, y 40 frente al Ministerio de Educación, en Comodoro, Sarmiento, Esquel, Madryn, Lago Puelo, y la carga de cansancio era muy grande, pero se votó y fue acuerdo. Queríamos que nos atiendan, pusimos parámetros y propusimos a la MUS llevar adelante juntada de firmas para pedir Juicio Político al Gobernador. La idea no era hacer un acampe in eternum, por eso los parámetros»… «Terminó el plenario, y nos dividimos las tareas, me quedé a hacer la movida de infraestructura para montar el acampe en Legislatura, comida, ollas, palets, plásticos, alambre, un barril alto, uno bajo, etc., un colectivo de Comodoro se quedó ya que eran quienes iban a tomar la primera guardia, más unas 4 personas de Lago Puelo, otros y yo, seríamos 50 aproximadamente, armamos la ranchada, y dispusimos la guardia de la noche, algunos compañeros se fueron a descansar y quedamos los que estaba acordado. Pusimos música, cantamos, empecé con el tema de la comida»… «ya a las 20:20/20:30 se escucha un grito de una compañera y vemos que en los celulares se informaba un accidente, había fallecido una compañera (Jorgelina), y otra estaba grave, los que se iban a Comodoro dieron la vuelta, se apagó la música, habían llantos, tristeza, tensión de saber que pasaba con la otra compañera… a las 21 hs. nos llega la noticia del fallecimiento de la otra compañera (María Cristina)… se descompensó una compañera, vino la ambulancia, la ayudaron y no se quería ir, insistió en quedarse en el lugar, volví a la tarea de la cocina, estábamos sin comer desde el mediodía… estaban todos destruidos, el dolor comienza a transformarse en bronca, mucha bronca, mucha bronca»… «se reúnen los compañeros de Comodoro en asamblea, pensamos que se iban a ir por el fallecimiento, pero estaban tomando decisiones, viene un compañero y me dice -Santiago, vamos a ingresar a Legislatura, si te gusta bien y si no también, les pedí me dejaran hablar con diputados para ver si nos recibían, para que no pase como otras intentonas de ingresar: ejemplo, en el Ministerio de Economía, llamé a muchos diputados, me atendían pero no había respuesta, Grazzini nunca respondió, el compañero me vuelve a increpar, empezó a insultar, me dijo -nosotros vamos a entrar, si vos no vas a entrar, hacete cargo… era un grupo de estos compañeros, no eran todos, no había acuerdo general de la gente de Comodoro… hablaron con la policía de Legislatura, querían que los reciban… luego fui increpado por otros compañeros de Comodoro, expliqué que no era un acuerdo, que había quedado claro que no era esa la intención, varias compañeras y compañeros de Comodoro no estaban de acuerdo, y me lo manifestaron, se sentaron en el boulevar, estaban muy angustiadas… acto seguido tiraron las vallas, yo sigo llamando a Diputados, al Presidente de Legislatura, les pedí a otros diputados que por favor vengan… Dejé la comida y me corrí, ahí algunas personas comenzaron a insultarme, traté de disuadir la idea de ingresar, pero fue inútil, además entendiendo el dolor, la bronca. Pienso que era un error entrar, pero había mucho dolor, algunas compañeras que me insultaban, algo que me pasó siempre, pero ESA NOCHE EL DOLOR FUE BRONCA, Y LA BRONCA FUE ESA ACCIÓN… Se inicia el fuego, había policía adentro y al costado, había al menos un ‘robocop’ y habían tirado gas, y eso fue el otro cachetazo, ya no era solo el -entremos, entremos.. , la bronca aumentó ya no se aceptaban divergencias, el ataque de la policía colmó a los compañeros en general… Había policías comunes que iban y venían de jefatura a legislatura, uno se puso adelante, la gente no lo atacó… Se empieza a prender el fuego, desarman la casita y la empiezan a quemar, tiraron todo lo que podían… seguíamos siendo 50 personas aproximadamente, y no estábamos todos de acuerdo con esa acción, cuando no quedó nada que tirar al fuego, me voy corriendo al costado, esquivando a un grupo de tres compañeras y un compañero de Comodoro que venían detrás de mí, que finalmente me alcanzan y empiezan a amenazarme, y me dicen -no te hagas el boludo, vos sabés que sabemos dónde vivís, donde vive tu familia, hacete cargo, habilitá las gomas, trae palets, lo que sea para quemar, – Habilitá las gomas porque te vamos a quemar a vos y a tu familia. Vos sos de acá, vos sabés. Vino el compañero de la regional y me dice -¿Y Santiago? , algo tenés que hacer… no sabía qué hacer, me cerré la campera, agarré la llave, me subo a la camioneta, di dos o tres vueltas, junté las cubiertas, traje las cubiertas, bajé algunas, me agarra canal 12 para hacer una nota, y manifiesto lo que se vio en el video, me quedo cerca de los baños químicos, las cubiertas se utilizaron para varias fogatas, vuelven los gritos, ya no eran 50, ni 200, había alrededor de 500 personas como mínimo, y de vuelta esas tres o cuatro personas – Qué haces acá?, ¡traé cubiertas!, volví a buscar cubiertas, agarré dos, la tire al fuego y con eso logré que no me increparan más… luego de eso me quedé en un costado, logré correrme de ese centro, pasaron las horas… me sacaron la llave de la camioneta, se llevaron la camioneta… yo no quería ni hablar… después empezamos a ver que un montón de gente se empieza a ir para Casa de Gobierno, y tratamos de pararlos, tenemos que pararlos, esto se fue de más, y cuando lo intentamos ya nos llegaban las transmisiones que estaban tirando vallas, piedras, tratamos de sacar compañeros de ahí, evitar que llegaran a Gobierno, algunos nos puteaban, otros volvían, mi hija aparece, me saluda le digo que no vaya, que no vaya y fue… empezó la balacera. Compañeros se acercaban de todos lados, se veía la infantería, nos metimos a buscar a los que estaban en el medio de la plaza, por lo que pasa en ese lugar en movilizaciones, como 2014 por el no a la megaminería, y sabíamos lo que es esa plaza de noche, puede pasar cualquier cosa en ese lugar, sacamos compañeros y los traíamos a la esquina del Superior Tribunal, no veía a mi hija, se escuchaban detonaciones, escuchamos disparos del otro lado, estaba infantería por la estación de puchero, por la 9 de julio, por el lado del municipio… me vuelvo a Legislatura, vuelve mi hija, lloraba, y me pide que nos vayamos, insistía, hablé con Marcela Capón, le avise que me iba y me fui, cerca de las dos de la mañana.”

En este relato, queda más que claro que se actuó bajo muchísima presión, angustia y dolor, pero claramente se entiende que no fue ni Goodman, ni Castro, ni Ancaleo, quienes comenzaron el fuego y mucho menos quienes lo organizaron o dirigieron. El gobierno arrastró a la gente a ese estado de verdadera impotencia, dolor y sufrimiento.

MIENTRAS TANTO DE JORGELINA Y CRISTINA CASI NO SE HABLA, NADIE RESPONDIÓ POR ELLAS Y SUS IRREPARABLES PÉRDIDAS.

EL ESTADO ES RESPONSABLE Y UTILIZA ESTE CIRCO JUDICIAL PARA INTENTAR TAPAR ESA REALIDAD Y MUCHOS AÑOS DE MAL GOBIERNO Y VIOLENCIA ESTATAL.

Ya está en la etapa final este juicio, esperamos que se haga justicia, y sean sobreseídos todos los imputados definitivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.