Al cumplirse 50 años de los fusilamientos de militantes revolucionarios en Trelew, como represalia por la fuga de sus compañerxs, reapareció en redes sociales este maravilloso y crudo poema, que había sido publicado en 2012 por Paz Escobar Pesano y que replicamos.

El texto en sí, menciona varios hechos que al habitante chubutense le son conocidos, pero que al resto del país quizás no le suenan. Por eso es que sugerimos los siguientes enlaces para mejor entender el contexto en que se inscribe:

La propia Paz replica su publicación de entonces, agregando la frase de Walter Benjamin:

«…ni siquiera los muertos estarán a salvo si el enemigo vence. Y ese enemigo no ha cesado de vencer»

los tilingos/ trelew 22 de agosto – de Jorge Spíndola

Ana María Villarreal, compañera de Mario Roberto Santucho; fusilada en Trelew cuando estaba embarazada
Hay Cadáveres
En la provincia donde no se dice la verdad
En los locales donde no se cuenta una mentira
–Esto no sale de acá–
En los meaderos de borrachos
donde aparece una pústula roja en
la bragueta del que orina
-esto no va a parar aquí-,
contra los azulejos, en el vano ...
Hay Cadáveres
Néstor Perlongher

he visto los tilingos de a cien y de a uno
he visto los tilingos haciendo buena prensa con la memoria
de los valientes de trelew

he visto a los tilingos en funciones de gobierno
los he visto poner flores muertas sobre el nombre de santucho

he visto a los tilingos arremangados tan prolijos
hacer un pocito con una pala
y sacarse una foto muerta
plantando árboles muertos
sobre el nombre de los audaces

los he visto tan astutos
chupándole las medias a las madres
y luego chupar fuertemente medias de gorilas
y chupar las medias al jefe de la policía terrorista
y chupar medias al obispo
y masturbarse con la mordaza de la prensa

he visto a los tilingos
tan derechos tan glaciales

los he visto clavar sus uñas muertas
los he visto tan hambrientos
devorando una brochette en el nombre de pujadas

he visto a los tilingos tan humanos
hablar de la utopía en el nombre de ana maría

los he visto hablar de arte y golpearse el pecho
catando buenos vinos
oh belleza belleza decían los tilingos
mientras los perros del GEOP mordían
niños asustados desalojados del barrio dignidad

qué vergüenza tendrían ahora
los 16 temblando en blanco y negro

memoria memoria aullaban los tilingos
mientras familias sin hogar bajaban la barranca
cuesta abajo a las patadas y los gases lacrimógenos
hacían vomitar a las abuelas
y las topadoras aplastaban las costillas de los ranchos

presente presente! gritaba el funcionario
y levantaba su puñito tilingo de notario

mientras los perros policía
seguían pateando a julián antillanca hasta cansarse
y triplicaban el presupuesto de la fuerza antimotines
y baleaban a docentes adentro del ministerio

mientras pan american energy les pasaba la coima por abajo
y declaraban estado de sitio en corcovado
y desaparecen pibes de las comisarías
y del sel era el bufón de fontana 50
que se burlaba de los paisanos
y se llevaba el toco y la merca del telebingo

y desalojaban familias mapuche en la meseta
y prometían el oro y el moro a la meridian gold
y cuadruplicaban el presupuesto de propaganda del modelo
y agregaban tu nombre en listas negras

presente presente! decían los tilingos
mientras el enano zapateaba
y un séquito de marmotas
cortaba la cintita emocionado
en el museo de la memoria muerta

qué vergüenza tendrían
los 16 temblando en blanco y negro

desaparecen pibes de las comisarías
desaparecen pibes de las comisarías
desaparecen pibes de las comisarías

qué asco les tendrías ahora/ ana maría

Un comentario sobre “Un poema por los fusiladxs de Trelew”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.