Mirando con atención el proceso abierto de huelgas y reclamos sindicales en la provincia de Santa Fe, que involucra a docentes y trabajadores estatales y forma parte de un alza en la lucha docente por salario y condiciones laborales a nivel nacional, publicamos este muy interesante texto de Walter Paoluzzi, docente de la provincia, que aporta al esclarecimiento del tema, sus antecedentes y perspectivas.


Por Walter Paoluzzi*

Un día antes de las elecciones de renovación de autoridades del sindicato de docentes de escuelas públicas de la provincia de Santa Fe (AMSAFE), la CTERA[1] acordó con el gobierno nacional una nueva paritaria salarial contra la docencia. El 14 de junio se estableció el salario mínimo nacional para el mes de diciembre en $68.400, por debajo de la canasta de pobreza. La burocracia que dirige el gremio a nivel nacional, (la Lista Celeste así como las burocracias sindicales docentes de las provincias), presenta esta negociación como un aumento del 70% anual para diciembre, pero queda muy por debajo de la inflación proyectada para este año.

Una vez conocida la información, en Santa Fe la nueva conducción, continuidad con la línea política de la conducción anterior (los “celestes” asociados a Alesso-Yasky vinculados al gobierno), espera hasta el 8 de julio para solicitar la reapertura de la paritaria docente. Claro, ante el descontento creciente de las bases, necesitan mostrarse como combativos, aunque esperando los tiempos del Estado patronal y sin exigir más que el “llamado a paritarias”. Sin respuesta, luego del receso invernal[2], se llama a Asambleas Departamentales que se desarrollan el 26[3] para decidir sobre las acciones a seguir. La moción Celeste (burocracia sindical) es de paro de 48 hs la primera semana y de 48 hs la segunda con la apertura de paritarias a secas como principal consigna. La moción opositora (`planteada por el Frente 4 de Abril, que incluye a diversas variantes trotskistas -PO, IS, PTS, MST, OS-, al PC al PTP-PCR en independientes) es de 48 hs la primera semana y 72 hs la segunda, exigiendo apertura a paritarias, aumento de acuerdo a Canasta familiar total (180000 pesos) y aumento de emergencia de 40000$ al básico. Los días 27 y 28 de julio se vota en las escuelas de toda la provincia. Vale aclarar que en la provincia las medidas de fuerza se toman con una votación donde cada docente es un voto (conquista que todavía no pudo ser anulada por la burocracia).

Es de destacar que en Santa Fe, el salario inicial docente se encuentra en 83000 pesos cuando la canasta básica asciende a 110000 (alimentos sin alquileres) aproximadamente. Y todavía faltan pagar los tarifazos nacionales a los servicios de agua y luz impuestos por el gobierno de Alberto Fernández a través del “superministro” Sergio Massa, así como el impacto del recorte presupuestario en educación a nivel nacional en 50000 millones de pesos en lo que resta del año[4].

De un total de 32197 docentes que participaron se impone la medida de fuerza propuesta por el oficialismo provincial[5] (en varios departamentos solamente se presentó esta moción) por cerca de 1000 votos[6]. No obstante la moción del Frente 4 de Abril se impone, además de sus departamentos, como Rosario, General López, Belgrano y Caseros, en seccionales controladas por los Celestes, como Castellanos, 9 de Julio y San Lorenzo. En San Jerónimo y San Martín faltó muy poco.

Se desarrolla la huelga docente el 2, 3, 10 y 11 de agosto. El 2 se realizan movilizaciones en las distintas cabeceras de departamentos. En Rosario se suman ATE[7] y SIPRUS[8] [9]. El miércoles 10 se lleva adelante la movilización de todas las seccionales a la ciudad de Santa Fe en conjunto con SADOP (Sindicato de Docentes Privados) congregando aproximadamente 10000 manifestantes.

La respuesta de Pusineri, Ministro de Trabajo Provincial (la Ministra de Educación ha declarado que no está entre sus atribuciones (¡) el tema salarial docente) es que no va a haber discusión paritaria, respetando los acuerdos realizados en marzo entre sindicato y gobierno, que en su momento fueron ruinosos y que ahora con niveles de inflación mas altos que los proyectados en aquel momento, implican un mazazo al bolsillo docente.


Es de destacar el contexto de creciente descontento y lucha en la docencia a nivel nacional con huelgas y movilizaciones. Y también la búsqueda de contención de las mismas con el hostigamiento (descuentos y sumarios) y la criminalización de la protesta en diversos formatos. En Mendoza, luego de un paro de 48 hs, se realizan medidas de fuerza de 72 hs para la semana siguiente. La movilización pasada contó con más de 20.000 docentes y se une con reclamos de estatales, trabajadores de la salud y municipales. La policía detiene a Roberto Macho, secretario general de ATE, por realizar cortes de calle.

En Formosa la docencia va a la huelga al decretar el gobierno aumento en cuotas. En Neuquén se desarrollan medidas de fuerza. En Chubut, la huelga también incluirá el reclamo de la absolución de Santiago Goodman, ex secretario general de ATECH, quien fue declarado culpable por la justicia que responde al gobierno de Arcioni, uno de los gobernadores afines de Sergio Massa.

En Santa Cruz la docencia va al paro por salario de $120.000 con cláusula de indexación por inflación. La gobernadora Alicia Kirchner amenaza con quitarle la personería al sindicato ADOSAC por no aceptar la conciliación obligatoria. En Tierra del Fuego crece el conflicto al modificarse el régimen jubilatorio. En Salta, La Rioja, San Juan, San Luis, Río Negro y Corrientes, los conflictos salariales se intensifican. De esta manera la combatividad de la docencia empuja a la CTERA a lanzar un paro general nacional (el primero contra la gestión frentetodista de Fernández) para el 10 de setiembre. Sin embargo, carente de plan de lucha, expresa el carácter dominguero cual intento legitimador ante las bases, bajo el criterio “algo estoy haciendo”.

El proceso que se desarrolla en la provincia de Santa Fe entonces es parte de un creciente empuje a nivel nacional, de docentes, empleados estatales y de diversos sectores ante un ajuste brutal.


Volviendo a la provincia, la negativa patronal lleva a convocatoria de Asambleas Departamentales el 16 de agosto para desarrollar la continuidad del plan de lucha. La Celeste de AMSAFE presenta en las seccionales departamentales paro de 48 y 72 hs. La oposición (Frente 4 de Abril) 24 hs el 19 de agosto, 72 la semana siguiente y 72 hs la próxima. Ambas mociones con los mismos nodos que en la votación anterior. El jueves 18 los datos de toda la provincia concentrados en la Asamblea provincial arroja una contundente derrota a la moción del Frente de Trabajadores de la Educación-Celestes liderados por Alonso-Alesso y compañía: de un total aproximado de un poco mas de 30000 votantes, 19664 se volcaron por la oposición (con contundentes triunfos en varios departamentos como Rosario, General López, Caseros, Belgrano, San Lorenzo e inclusive bastiones celestes como General Obligado, Vera y La Capital) frente a 9433 por la moción de la burocracia sindical. Una diferencia de más de 10000 votos. El gremio de docentes privados anuncia que se pliega a la decisión adoptada por AMSAFE. En Rosario una multitudinaria manifestación con más de 5000 trabajadores del sector, donde participan AMSAFE Rosario, ATE, SIPRUS y SADOP[10], se realiza el viernes 19 frente a la gobernación en Rosario.

El miércoles 24 de agosto se desarrolla una nueva movilización unitaria en la ciudad de Santa Fe, organizada por AMSAFE. A la misma se suman nuevamente SADOP (de paro 22, 23 y 24), ATE (desobliga el miércoles 23 para movilizar a la ciudad de Santa Fe y para el 24 y 25[11]) y SIPRUS (de paro de el 22 y 23). Con una concurrencia de aproximadamente 10000 manifestantes de desarrolla una importante jornada de protesta.

Es de destacar que desde el palco  los dirigentes Celestes no dijeron una sola palabra crítica al gobierno nacional de los Fernández-Massa. Solo exigieron la apertura de paritarias sin poner un monto determinado al salario, dejando así por un lado la evidencia de no respetar la voluntad de la mayoría a través de la moción previamente votada[12], y por el otro la invitación a que el gobierno ofrezca de acuerdo a sus intereses. De manera secundaria queda el resto de los reclamos, como el respeto a los plazos fijados de concurso y presentaciones de escalafones, participación en debates sobre reformas que a cuentagotas en los distintos niveles educativos, discusión sobre diseños curriculares, recursos para infraestructura edilicia, servicios, comedores escolares-copa de leche (desayuno o merienda según el turno), etc.

La burocracia sindical también aplica diversos “vicios”, como no dejar micrófono a los delegados de las seccionales combativas (Rosario-General López-Belgrano-Caseros), poner en los altoparlantes Los Redonditos a todo volumen al ingresar a la plaza la columna de AMSAFE Rosario para que no se escuchen las consignas cantadas por la misma, algunos empujones por las ubicaciones de banderas, etc. Lamentables acciones que llegan incluso a ser percibidos como parte del folklore al tenernos acostumbrados a las mismas.

Se agrega un dato tal vez coyuntural y a la vez relacionado con la dinámica de la lucha al interior de la AMSAFE: la evidencia en la Plaza Central donde se realizó el acto de un relativo descenso cuantitativo de “Celestes”, y un crecimiento del “Frente 4 de Abril”.

La semana próxima se desarrollarán acciones regionales.


La reciente notificación de la apertura de la mesa denegociación paritariapor parte del Gobierno Provincial paraseptiembre, no moverse un ápice de lo pactado en marzo, no calmó los ánimos de losdocentes públicos y privados, de los profesionales de la salud,  ni de losagentes estatalesde ATE yUpcn santafesinos.

Con acciones crecientes de lucha desde fines de julio y durante todo agosto, con más de 10 días de huelga y acciones en la calle en conjunto con el resto de estatales se evidencia que el conflicto se encuentra en pleno desarrollo. El feroz ataque a los salarios, el retroceso de jubilaciones, el creciente vaciamiento de la Caja Jubilatoria, la nula inversión en cargos y horas cátedras, el desinterés por mejorar los servicios como las condiciones de infraestructura, las reformas a cuentagotas pero con avance continuo que degradan al trabajo y a la educación, etc. generan un malestar docente que se viene acumulando desde hace tiempo. La lucha exclusiva por exigencia de paritarias, en tanto acuerdos donde la voz dominante es el Estado, genera una limitación, aunque tal vez, al observar comparativamente los resultados de las dos votaciones, sea en algún caso acorde a la posibilidad de demanda que las bases pueden “aguantar”. No obstante, “como la existencia determina a la conciencia”, dicha premisa abre la posibilidad de avance del conflicto. Lo cual está sucediendo. ¿Hasta dónde?: Lo determinará el desarrollo de la lucha de clases.

Otros sectores estatales padecen condiciones similares lo cual demanda crecer de manera urgente en la unidad de acción. También sectores privados padecen el avance del capital así como de la superestructura que lo sostiene. El creciente ejército de mano de obra desocupada se manifiesta como una de las mayores víctimas. Probablemente la coyuntura abra el camino para generar espacios más amplios de integración de estos sectores en lucha, en clave de oposición a los gobiernos pro burgueses de turno así como de lucha contra la patronal que en todas sus vertientes se caracteriza por la apropiación del trabajo ajeno, con un horizonte anticapitalista por el socialismo.

25 de agosto de 2022.

*Walter Paoluzzi. Docente de base en las EESO 328, 374 y 604.


[1] CTERA: Central de Trabajadores de la Educación de la República Argentina. En manos de Sonia Alesso. Se encuentra nucleada en la CTA T dirigida por el kirchnerista otrora secretario general del sindicato docente a nivel nacional (hoy también diputado nacional por el FdT), Hugo Yasky.

[2] Receso invernal es el período de cese de actividades áulicas para los alumnos, producido en la provincia de Santa Fe entre el 11 al 22 de julio.

[3] SADOP (docentes privados) decreta paro de 48 hs en la última semana de julio y de 48 hs en la primera de agosto.

[4] Anuncio del 22 de agosto de 2022 en el marco de recortes presupuestarios a distintas esferas (Desarrollo Productivo, Hábitat, Salud, etc.) por un total de 128000 millones de pesos.

[5] Las conducciones departamentales y provincial burocratizadas lideradas por el Secretario General Rodrigo Alonso. Nucleadas en el denominado frente de Trabajadores de la Educación o celestes. Responden a la CTERA en tanto y se integra de elementos kirchneristas, justicialistas de todo pelaje, también radicales y socialdemócratas.

[6] Totales en la Provincia:

24 y 48 hs: 45. 48 y 48hs: 16279. 48 y 72 hs: 14971. 72 y 72 hs: 517. 48 semanales: 83. Escalonado desde 48 hs: 123. No paro: 33. Blancos: 111. Abstenciones: 29. Nulos: 3.

[7] ATE: Asociación de Trabajadores del Estado. Nuclea principalmente en la esfera educativa, a los asistentes escolares.

[8] SIPRUS (Sindicato de Profesionales de la Sanidad): gremio que reúne a los trabajadores de la salud de la provincia de Santa Fe.

[9] A las medidas de fuerza también se suma UPCN que posee gran cantidad de asistentes escolares entre sus afiliados.

[10] Gremios que continúan a la par de los docentes estatales, con continuidad en plan de lucha durante las semanas del 22 al 26 y del 29 de agosto al  2 de setiembre.

[11] UPCN Santa Fe también se pliega a la medida de fuerza.

[12] Apertura a paritarias, aumento de acuerdo a Canasta familiar total (180000 pesos) y aumento de emergencia de 40000$ al básico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.