En los últimos días aparecieron dos testimonios que echan por tierra la versión oficial sobre la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado en 2017. Recordemos que, como ha denunciado más de una vez su hermano Sergio, actualmente la causa se encuentra virtualmente archivada por la justicia, y el poder ejecutivo nada ha hecho para intentar motorizarla, a pesar de que el espacio político actualmente en el gobierno se haya manifestado solidario con el reclamo de justicia cuando ocurrió la desaparición y gobernaba el macrismo.

El primer testigo es de identidad reservada pero aparentemente ligado a la gendarmería. Sobre éste comenta Sergio Maldonado en una nota publicada por La Garganta Poderosa:

“En los últimos días apareció un nuevo testigo en la causa que investiga la muerte de mi hermano. Esta persona declaró que escuchó decir a un grupo de gendarmes que habían detenido a un hippie, que se lo habían llevado a un destacamento dentro de la propiedad de Benetton para sacar información, y, al tiempo, que se les había ido la mano con él. También dijo que había un gendarme de alto rango reportándole todo el tiempo a Patricia Bullrich lo que iba pasando. Estamos a la espera de que el fiscal haga público este testimonio, por eso no podemos brindar más información. Esto confirma lo que sostuvimos durante todos estos años al exigir que se investigara el caso como desaparición forzada, en base a lo que habían declarado otros testigos sobre la detención de Santiago.

El nuevo testimonio aporta datos concretos: nombres, apellidos, fechas, horarios, acciones, que son de gran relevancia para la causa. El gran problema, que demuestra el nivel de desidia del Poder Judicial, es que no hay juez asignado. Necesitamos que la Corte Suprema se expida y nombre un juez, para que se pueda investigar. Estos datos, esta información importantísima para saber qué pasó con Santiago, no se pueden volcar en ningún lado porque no hay un juez. El fiscal no me responde, me dijo que iba a informar sobre esta nueva declaración, pero todavía no recibimos ninguna comunicación. Pasan los días y sigue todo igual.

Si nosotros nos hubiéramos quedado en nuestras casas, sin hacer nada, nadie hubiera salido a declarar. Pero aunque la Justicia no se mueva nosotros seguimos todo el tiempo tratando de aportar pruebas, de investigar, de ver de qué manera seguir sosteniendo la causa por la memoria de Santiago, para que no se olvide lo que le hicieron. Siempre hay esperanza”.

Algunos días después de conocida esta información, entrevistado en Radio Nacional Esquel, se dio a conocer un nuevo testigo, que manifiesta haber entregado desde el principio documentación a la justicia, como fotos en las que se ve cuando se llevan detenido a Santiago, pero nunca haber sido convocado a declarar.

El medio Matanza Viva, en sus redes sociales, informa esto sobre este segundo testigo:

“El nuevo testigo es ‘Gabriel’ un enfermero, quien estuvo presente los días previos y posteriores a la desaparición de Santiago en la comunidad Mapuche cuando realizaba un viaje por trabajo. El testigo se encontraba en la zona por una entrevista laboral pactada en la zona de Esquel, es así que cuando circulaba por la Ruta 40 durante el operativo comenzó a registrar con su cámara réflex la represión y las detenciones. Es allí donde asegura tener el registro de la detención de Santiago Maldonado  cuando se lo llevaron detenido en una camioneta con un casco de gendarme con vida, donde luego lo taparían con una bolsa para disimular la detención. El nuevo testigo manifiesta que desde el comienzo se puso a disposición de la justicia aportando pruebas de calidad como fotografías y videos, pero éstas siempre fueron desestimadas. Si bien presentó este registro que figura en la causa, nunca fue llamado a declarar. Además asegura haber estado registrando el operativo desde la tranquera de la comunidad por donde circulaban los móviles del operativo represivo. Detalla el registro de Santiago Maldonado vivo junto al rio con el casco del Gendarme Emanuel Echazu y otros oficiales luego de la detención. También señala a la camioneta Ranger marcharse con Santiago Maldonado detenido para luego ser trasladado a un furgón blanco de la fuerza. Otro dato que aparece como revelador es que tuvo una charla off de record con el comandante Fabián Méndez, el jefe del Escuadrón 35 de Gendarmería Nacional del El Bolsón, una semana después de la desaparición forzada, y este oficial reconoce que el detenido muere en su escuadrón de Esquel. De hecho tendría grabada la conversación con este oficial. En este caso, Méndez siempre mantuvo comunicación desde el inicio de las acciones represivas del jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad Pablo Noceti. Pero además el testigo sostiene que posee audios donde los gendarme reconocen que Santiago se muere luego de que ‘le hicieran la tortura india’ la cual consiste en atar al detenido a un árbol, allí habría muerto congelado y por los golpes recibidos.

‘Da bronca porque me presenté en el Juzgado y no me dieron bola, después me apareció Policía Federal sin orden de allanamiento y me prepotearon’ dijo en entrevista en Radio Nacional Esquel hace pocos minutos. ‘Tengo audios y videos que se ve clarito y nítido lo que hicieron. Santiago de ahí salió vivo’.

El ‘enfermero’ además cuenta que trató de recibir el apoyo de personalidades del entorno político pero nunca le interesó a nadie. ‘Muchos se inflaron el pecho con Santiago y su hermano Sergio, pero nadie nunca hizo nada’.

Aunque sabemos que el poder judicial, como tampoco el ejecutivo, tienen ningún interés en resolver el caso y desnudar las prácticas genocidas de una fuerza que fue usada para la represión interna pos todos los gobiernos de la “democracia”, de a poco se va cayendo por sí sola la versión oficial de los hechos. Quedará la militancia informativa para desmentir los argumentos del macrismo como también el silencio cómplice del actual gobierno de los Fernández, con el que pretenden dar vuelta la página y tapar todo bajo un manto de olvido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.