0 0
Read Time:2 Minute, 19 Second

Leonarto Tabares está preso en la UP3 de San Nicolás, desde hace más de un año, por un robo que no cometió. En el juicio, la misma víctima negó que él haya sido el perpetrador pero la justicia lo condenó igual.


Entrevista realizada por Elizabeth Moretti para Borrador Definitivo RADIO

Casos de causas armadas hay a montones, solo que muy pocos llegan a ser noticia. De hecho son los organismos de derechos humanos y militantes contra la violencia policial e institucional quienes, contra viento y marea, ponen todo de sí para que no queden en el olvido. El caso de Leonardo Tabares es un ejemplo de ello. En un acto desesperado, llegó a coserse la boca y a mantener una huelga de hambre por 35 días, porque, según nos cuenta, era la única forma de llamar la atención de la jueza que debe decidir sobre su pedido de arresto domiciliario.

Leonardo vivía en Sanchez y trabajaba de albañil. Su calvario comienza en 2017 cuando un policía se le acerca y le ofrece droga para vender. Él primero se niega y después hace algo de lo que hoy se arrepiente: acepta una pequeña cantidad que consume, sin tener el dinero para pagarla. «Yo me metí con la policía, les toqué el bolsillo y eso es lo que más les duele», cuenta en la charla que tuvimos con él. Desde ese entonces comienza la persecusión que hoy lo tiene en la cárcel. Tras dos intentos de apresarlo de los cuales salió libre de culpa y cargo, la última vez en un juicio por jurado, finalmente el poder judicial accede al pedido de los uniformados y lo condena a seis años por un robo cuya víctima manifestó en el juicio no reconocerlo como aquél que la asaltó. No está de más decir que nada se investigó sobre las denuncias de Leonardo contra los uniformados.

Sabido es que la institución policial es la más grande institución criminal, por lo menos en la Argentina, y este caso es una clara muestra de ello. Pero sería sumamente parcial apuntar solo a quienes portan las armas de fuego. El estado en su totalidad es partícipe, por acción u omisión, de los abusos policiales y judiciales. Y esto es, básicamente, porque el régimen burgués necesita de las fuerzas represivas para imponer el control social hacia las clases oprimidas.

Leonardo Tabares tiene prevista una audiencia con la jueza que actua en su causa para el jueves 2 de diciembre, para reclamar un arresto domiciliario en tanto espera el fallo de Casación. Está pidiendo por favor el apoyo de toda persona que se solidarice con su causa y la presencia de la prensa para que su voz pueda ser escuchada.

Escuchá la entreista completa desde nuestro canal de Youtube:

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *