Aldo Casas – “La revolución Rusa fue mucho más que la primera revolución obrera victoriosa”

Aldo Casas es historiador y antropólogo, además de militante marxista de toda la vida y miembro del Consejo Editor de la revista Herramienta. Ha escrito numerosos libros sobre el hecho histórico que hoy nos convoca, entre ellos “Rusia 1917 – Vertientes y afluentes” y “El país de los soviets – La revolución y sus contra-tiempos (1917-1924)”. En esta muy interesante entrevista que le hiciera Luis Cuello hace un año, reflexiona sobre los antecedentes de la revolución, su desarrollo, el rol jugado por los dirigentes bolcheviques, y los problemas sufridos, que llevaron a su burocratización.

Seguir leyendo

Un caso insignia es el de Luciano Arruga. Un joven de La Matanza, que a sus 16 años, y después de sufrir de acoso policial por años, fue secuestrado por la Bonaerense. Su cuerpo recién apareció el 17 de octubre de 2017, más de cinco años después de su secuestro, gracias a la incansable lucha de su madre, su hermana y de un grupo de activistas políticos, sociales y culturales reunidos en la Asociación Amigos y Familiares de Luciano Arruga.

Jorge Riechmann

Jorge Riechmann, el autor español que aquí nos interpela, se desempeña como profesor titular de Filosofía Moral en la Universidad Autónoma de Madrid, y milita en la organización Ecologistas en Acción. Es un conocido investigador, ensayista, poeta y activista. Sin duda se trata de uno de los más prolíficos escritores sobre cuestiones ecológicas en lengua castellana, y de los principales exponentes a nivel mundial de lo que se podría denominar ecosocialismo decrecentista o, para decirlo en sus propios términos, «ecosocialismo descalzo».

A pesar de ser el elemento más común en la naturaleza, el hidrógeno no existe en estado libre en nuestro planeta, hay que obtenerlo por diferentes vías: a partir del reformado del gas natural produciendo emisiones de CO2 (hidrógeno gris), o capturando y almacenando esas emisiones (hidrógeno azul), o a partir de la electrólisis del agua, sin emisiones de CO2 si se utilizan energías renovables (hidrógeno verde).

El presente artículo fue publicado en AnRed el 20 de octubre de 2011, cuando se cumplía un año del asesinato de Mariano Ferreyra a manos de una patota sindical con protección estatal y 110 años del asesinato del obrero azucarero Cosme Budislavich a manos de la policía, en la represión de un proceso huelguístico. La publicamos 11 años después porque entendemos que lo dicho en él conserva plena vigencia en la actualidad.

Casi 15 días han pasado de aquel jueves 6 de octubre en que los hinchas triperos -así se autodenominan y son reconocidos los simpatizantes de Gimnasia y Esgrima de La Plata- se acercaron a su estadio para vivir una fiesta. Familias enteras, jóvenes parejas con sus pequeños hijos de la mano o aun en brazos; todos esperaban un eventual triunfo de su equipo que los acercaría al tope de la tabla, habilitándolos a soñar con ese campeonato que les coqueteó en varias ocasiones pero que nunca pudieron consumar. Iban con la sensación de que si ellos ponían todo desde las tribunas, los jugadores en la cancha sentirían ese jugador extra y tal vez, esta vez sí, el milagro alumbrara. Iban armados solo con la pasión y las banderas, inocentes, a disfrutar de las pocas cosas en que los sectores populares pueden encontrar disfrute por estos días. Nadie esperaba la represión furiosa y artera que estaban a punto de sufrir.