0 0
Read Time:8 Minute, 0 Second

A días del 45º aniversario del golpe genocida de 1976, hablamos con Carlos Lordkipanidse, sobreviviente de la ESMA, miembro del Encuentro Memoria Verdad y Justicia y del Encuentro Militante Kachito Fukman, sobre cómo será la histórica marcha este 24 de marzo.

Los días previos al 24 de marzo son, para les militantes por la memoria y la justicia, días intensos. Primero en términos organizativos: hay que tomar las decisiones tendientes a que la marcha salga bien, que sea masiva como siempre se espera, que el documento que se va a leer sobre el escenario contenga todas las posiciones, horas y horas de discusión y deliberación, de organización de las columnas que van a marchar y muchos etcéteras.

Pero también son días intensos desde lo emocional, porque en los aniversarios es cuando más se sienten las ausencias de los compañeros y compañeras que cayeron bajo la represión, como también de quienes quedaron en el camino después. Pero también se siente el acompañamiento de quienes se suman, año a año, a la lucha contra la impunidad y la represión de ayer y de hoy, aquellos y aquellas que en algunos casos son demasiado jóvenes para haber vivido en dictadura, pero que sienten en carne propia el compromiso con los y las 30 mil detenidos desaparecidos y con el mundo más justo que soñaron.

A eso, nuestro entrevistado lo siente, y es una de las cosas que lo impulsan en su lucha:

“Esto es lo que se denomina un trasvasamiento de experiencias, un trasvasamiento de la experiencia historia, que la van asumiendo jóvenes y nuevas generaciones en función de que se trata de una causa justa. Acá hay montones de cuestiones por las cuales uno puede adherir o sentirse identificado con alguna causa, pero ésta es una causa justa. 30 mil detenidos desaparecidos durante la dictadura nos atraviesan a todos. Y por suerte se da esta expresión de participación popular. Muchas veces se nota cuando alguien manifiesta: yo los 24 de marzo siempre voy. O sea, es como ir a una ceremonia de la que es necesario participar, porque conforma el acerbo personal de cada uno

Y eso yo creo que es bueno, porque vos fíjate que siempre se remarca que el pueblo argentino no tiene memoria, y  esto demuestra que no es cierto. Esto muestra que el pueblo argentino tiene memoria y es capaz de ponerla en práctica a esta memoria cundo se manifiestan situaciones como la desaparición y el asesinato de Santiago Maldonado, o de Facundo Astudillo Castro, y en tantas otras oportunidades que conforman lo cotidiano de hoy. O sea que no es una cuestión anclada en el pasado sino que, necesariamente, ha atravesado todas las generaciones y se lo ha elevado como bandera y es lo que permite en muchas ocasiones, que el estado no atropelle ni vulnere derechos”.

Pero además de esta continuidad histórica, intergeneracional, en la búsqueda de Memoria, Verdad y Justicia, hay otras continuidades, las continuidades de las actitudes represivas de todos los gobiernos del ’83 a esta parte, y la continuidad de la búsqueda, por parte del poder, de garantizar la impunidad:

“Vos fíjate que todos los gobiernos pos dictatoriales pretendieron esconder esto debajo de la alfombra –dice Carlos-. Uno podría decir: pretendieron la impunidad respecto de esto hechos. Desde Alfonsín en adelante, con las leyes de obediencia debida, punto final, indultos y demás cuestiones. Incluso al día de hoy llegamos a la situación de que hay 600 condenados por delitos de genocidio, cuando hubo 600 centros clandestinos de detención en todo el país. Lo que significa que la ESMA o Campo de Mayo funcionaron con un solo agente, lo cual es imposible.

Entonces, participar en la marcha del 24 no implica solamente remitirse al pasado, sino que, justamente, basándose en esa experiencia, evitar que estos hechos se repitan.

Por algo la consigna fue Nunca Más, en su momento. Para que el Nunca Más sea una realidad, lo que hace falta es preservar esto en la memoria, y luchar contra la menor de las apariciones o intentos de restablecimiento de metodologías represivas dictatoriales, pos dictatoriales, de gobiernos democráticos, o lo que sea.

No van a estar ausente del discurso que se va a leer en la plaza, todos los hechos represivos cometidos después de la dictadura también, y los del actual gobierno, los hechos ocurridos en Guernica, los de Formosa, lo que ocurre en Chubut, y los femicidios y cuanto hecho represivo del cual el estado es responsable, va a ser denunciado. Porque la característica fundamental del EMVJ es que está constituido por cientos de organizaciones independientes del estado y de los gobiernos, que siempre han mantenido esta actitud independiente, sea cual sea el gobierno. Así que la denuncia va a estar sustentada en ese acervo histórico”.

Con todo, este 24 de marzo no será como cualquier otro. Éste, como lo fue el del año pasado, será un 24 de marzo en el que un amplio sector de organismos de DD.HH., partidos políticos, organizaciones sociales, líderes políticos, se esfuerzan por sabotear la movilización, con la excusa de la amenaza de la pandemia, como se vino haciendo desde marzo del 2020. Mientras, el gobierno aplica plan tras plan de ajuste sobre el pueblo trabajador, y cada día conocemos un nuevo caso de violencia policial, tal como el más reciente, que habla de un joven albañil de 33 años, asesinado a sangre fría por un policía que custodiaba la guardia del Hospital Belgrano, cuando vecinos y vecinas intentaban filmar un hecho de violencia contra un joven del barrio.

“Solventamos una dificultad que es la militancia en contra de que la marcha se realice, porque hay quienes están militando en contra de se marcha este 24 –dice Lordkipanidse, y más tarde amplía:- Yo creo que no me corresponde a mí evaluar la actitud y las decisiones de otras organizaciones u organismos de derechos humanos, que tienen toda la libertad y potestad de desarrollar su propia política. Entiendo como un error no conmemorar el 45 aniversario del golpe militar.

Nosotros tomamos la decisión de sí movilizar y estamos recibiendo un apoyo especialmente fuerte de sectores independientes que adhieren a la marcha y que van a participar. Esperemos que (los medios de comunicación) no ignoren nuestro acto del 24 de marzo porque ya será un insulto, una provocación que no tiene sentido.

Queremos con esto darle respuesta a la primera alocución que hace el presidente de la nación respecto de la temática de los DD.HH. En cuanto se hizo cargo de la presidencia dijo que con respecto a esta temática había que dar vuelta la página. Bueno, nosotros este 24 lo que vamos a demostrar es que no estamos dispuestos a dar vuelta la página, que acá hay mucho por transitar y ésta pasa a ser ya una fecha histórica para los argentinos. No es una cosa que pueda borrarse por decreto”.

Finalmente, queremos despejar una duda: a fines del año 2020, organizaciones de DD.HH. se embarcaron en la enorme tarea de juntar firmas para exigirle al ejecutivo nacional la apertura de los archivos de la dictadura que aún permanecen ocultos, en manos de organismos estatales. Entregaron el petitorio después de recolectar decenas de miles de firmas, pero ¿qué respuesta recibieron?, se lo preguntamos a nuestro entrevistado y esto nos contestó:

“El estado nos respondió porque tuvo la obligación de hacerlo, en función de que se trata de una presentación hecha en el marco de la ley. Nos derivó a la Secretaria de DD.HH., que dirige el Secretario, Pietragala, quien nos contesta que los archivos de la CONADEP están a nuestra disposición en el Archivo General de la Memoria.

Los archivos de la CONADEP son del año ‘83, fueron prueba en todos los juicios, son archi conocidos. O sea que es un chiste lo que nos han hecho. Lo conocemos de memoria a ese archivo. Lo que necesitamos es que el estado abra los archivos que no están abiertos.

Hace poco más de un mes o dos meses atrás, aparecieron a 50 metros de la casa de gobierno, en la ex SIDE, archivos correspondientes a la represión de muchos años de existencia. ¡Y estaban a 50 metros de la casa rosada! No estamos hablando de una casa oculta en el Valle de Calamuchita. No, ahí, a escasos metros de casa de gobierno. Y las sucesivas administraciones gubernamentales que hubo, no solamente de este gobierno sino de todos los anteriores, tuvieron esa información ahí, al alcance de la mano.

Y lo mismo en la provincia de Santa Fe y en varios otros lugares donde, con el esfuerzo de muchos otros militantes que siguen buscando los archivos, se siguen encontrando archivos de la época de la dictadura. Entonces, la respuesta que nos dio el gobierno es totalmente insuficiente y se lo hemos hecho saber”.

Hay que decir que esto no sorprende a nadie, porque es una respuesta, cargada de falta de respeto hacia militantes de décadas, perfectamente a la altura de la intención oficial de dar vuelta la página.

Pero la pelea por Memoria, Verdad y Justicia, y contra la impunidad y la represión de ayer y de hoy, no está dispuesta a dar vuelta ninguna página. Es por ello que este 24 de marzo, a partir de las 15 horas, en la Plaza Congreso en Buenos Aires y en las diferentes plazas de todo el país, se avizora como una nueva marcha multitudinaria y combativa, por los 30 mil desaparecidos y desaparecidas, y por las miles de víctimas de la represión estatal de los gobiernos pos dictatoriales, pero que mantienen la peor de las dictaduras: la del capital.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *